Código de Buenas Prácticas

Autocontrol

  1. Publicidad no engañosa
  2. Cláusulas de los contratos no abusivas
  3. Conflicto de intereses
  4. Privacidad de los datos de los clientes
  5. Evitar y denunciar el fraude
  6. Actuar en el mejor interés del cliente
  7. Dar un servicio profesional y adecuado
  8. Reclamaciones, sistema extrajudicial de resolución de conflictos

Publicidad:

Entendemos que los clientes se consiguen a través de anuncios en prensa y otros medios publicitarios.
No consideramos ético la aproximación directa o ofrecimiento de nuestros servicios a victimas de accidentes en hospitales o a través de comisionistas que nos facilitan estos datos.
El punto de vista de la empresa es que no es ético aproximarnos a una victima de accidente, sino que debe ser ella, a través de la información que le llega de la publicidad o recomendaciones, la que se aproxima a nosotros y nos pide nuestros servicios.

En este sentido este aspecto ético empresarial consolida nuestra imagen profesional y garantiza nuestro éxito a corto y largo plazo.

1. Respetar las Leyes
La publicidad debe respetar la legalidad vigente y de manera especial los valores, derechos y principios reconocidos en la Constitución.
La publicidad no deberá constituir nunca un medio para abusar de la buena fe del consumidor.
La publicidad no ofrecerá argumentos que se aprovechen del miedo, temor o supersticiones de los destinatarios. Los anunciantes podrán recurrir al miedo, siempre proporcionado al riesgo, para alentar un comportamiento prudente o desalentar acciones peligrosas, imprudentes o ilegales.
La publicidad no incitará a la violencia, ni sugerirá ventajas en las actitudes de violencia.
La publicidad no incitará a comportamientos ilegales.
La publicidad no deberá incluir contenidos que atenten contra los criterios imperantes del buen gusto y del decoro social, así como contra las buenas costumbres.
La publicidad no deberá alentar practicas peligrosas salvo cuando lo haga en un contexto en que precisamente pueda deducirse que fomenta la seguridad.

2.- No Discriminación
La publicidad no sugerirá circunstancias de discriminación ya sea por razón de raza, nacionalidad, religión, sexo u orientación sexual, ni atentará contra la dignidad de la persona. En particular, se evitarán aquellos anuncios que puedan resultar vejatorios o discriminatorios para la mujer.
La publicidad ha de respetar necesariamente los derechos al honor, a la intimidad y a la propia imagen.

3.-Publicidad Engañosa
La publicidad no deberá ser engañosa. Se entiende por publicidad engañosa aquélla que de cualquier manera induzca o pueda inducir a error a sus destinatarios, siendo susceptible de alterar su comportamiento económico, siempre que incida sobre alguno de los siguientes aspectos:
a) La existencia o la naturaleza del bien o servicio.
b) Las características principales del servicio, tales como su disponibilidad, sus beneficios, sus riesgos, su ejecución, el procedimiento , o los resultados y
características esenciales de las pruebas o controles efectuados al bien o servicio.
c) La asistencia posventa al cliente y el tratamiento de las reclamaciones.
d) El alcance de los compromisos del empresario o profesional, los motivos de la conducta comercial y la naturaleza de la operación comercial o el contrato, así como cualquier afirmación o símbolo que indique que el empresario o profesional o el bien o servicio son objeto de un patrocinio o una aprobación directa o indirecta.

4.- Informar del coste del servicio
No debe de crearse confusión sobre el precio por los servicios o su modo de fijación, o la existencia de una ventaja específica con respecto al precio.

La naturaleza, las características y los derechos del empresario o profesional o su agente, tales como su identidad y su solvencia, sus cualificaciones, su situación, su aprobación, su afiliación o sus conexiones y sus derechos de propiedad industrial, comercial o intelectual, o los premios y distinciones que haya recibido.
Los derechos legales o convencionales del consumidor o los riesgos que éste pueda correr.
Igualmente, se considerará engañosa aquella publicidad que omita información necesaria para que el destinatario pueda adoptar una decisión sobre su comportamiento económico con el debido conocimiento de causa, y que por esta razón pueda distorsionar de forma significativa su comportamiento económico.
Para la aplicación del párrafo anterior se tendrán en cuenta todas características y circunstancias de la publicidad, así como las limitaciones del medio de comunicación utilizado.
Cuando el medio de comunicación utilizado imponga limitaciones de espacio o de tiempo, para valorar la existencia de una omisión de información se tendrán en cuenta estas limitaciones y todas las medidas adoptadas por el empresario o profesional para transmitir la información necesaria por otros medios.

5.- Garantías.
La publicidad no debe contener referencia a garantías que no mejoren la posición legal del contratante. La publicidad podrá recoger los términos “garantía”, “garantizado”, “certificado” o palabras con el mismo significado a condición de que no se induzca o se pueda inducir a error al consumidor sobre el alcance de la garantía
6.- Testimonios.
Cuando la publicidad incluya recomendaciones y/o testimonios, esto es, aseveraciones de personas ajenas al anunciante y que no actúan como portavoces de éste, sean o no retribuidos, deberá responder a la verdad, tanto en cuanto a la persona del recomendante y/o testimoniante, cuanto acerca del contenido de la recomendación y/o del testimonio. El anunciante deberá contar con autorización por escrito del testimoniante y a aquél le incumbe probar la verdad del anuncio. Esta publicidad sólo podrá utilizarse en tanto se mantengan vigentes las condiciones anteriores.

7.- Explotación del prestigio ajeno e imitación.
La publicidad no deberá contener ni explícita ni implícitamente referencias a los signos distintivos de otro anunciante, fuera de los casos legal o convencionalmente admitidos o de publicidad comparativa aceptable.
Los anuncios tampoco deberán imitar el esquema general, texto, eslogan, signos distintivos, presentación visual, música, ni los efectos sonoros de otros anuncios, nacionales o extranjeros, aunque sean de campañas ya concluidas, cuando cualquiera de estos elementos estén protegidos por derechos de propiedad industrial o intelectual o la publicidad pueda generar un riesgo de confusión en los consumidores, o implique un aprovechamiento indebido del esfuerzo o de la reputación ajenas.

8.- Publicidad agresiva.
La publicidad no deberá ser agresiva. Se entiende por publicidad agresiva aquélla que sea susceptible de mermar de manera significativa, mediante acoso, coacción, incluido el uso de la fuerza, o influencia indebida, la libertad de elección o conducta del destinatario y, por consiguiente, afecte o pueda afectar a su comportamiento económico.
Clausulas de los contratos no abusivas

Como prestador de servicios estamos obligados a cumplir con la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias.

En resumen estamos obligados a en nuestros contratos con los clientes a informar de las características del bien o servicio y su precio, posibilitando que el consumidor o usuario tome una decisión sobre la contratación, deberán contener, si no se desprende ya claramente del contexto, al menos la siguiente información:

a) Nombre, razón social y domicilio completo del empresario responsable de la oferta comercial y, en su caso, nombre, razón social y dirección completa del empresario por cuya cuenta actúa.

b) Las características esenciales del bien o servicio de una forma adecuada a su naturaleza y al medio de comunicación utilizado.

c) El precio final completo, incluidos los impuestos, desglosando, en su caso, el importe de los incrementos o descuentos que sean de aplicación a la oferta y los gastos adicionales que se repercutan al consumidor o usuario.

En el resto de los casos en que, debido a la naturaleza del bien o servicio, no pueda fijarse con exactitud el precio en la oferta comercial, deberá informarse sobre la base de cálculo que permita al consumidor o usuario comprobar el precio.
Igualmente, cuando los gastos adicionales que se repercutan al consumidor o usuario no puedan ser calculados de antemano por razones objetivas, debe informarse del hecho de que existen dichos gastos adicionales y, si se conoce, su importe estimado.

d) Los procedimientos de pago, plazos de entrega y ejecución del contrato y el sistema de tratamiento de las reclamaciones, cuando se aparten de las exigencias de la diligencia profesional, entendiendo por tal la definida en el artículo 4.1 de la Ley de Competencia Desleal.

e) En su caso, existencia del derecho de desistimiento.

f) El régimen de comprobación, reclamación, garantía y posibilidad de renuncia o devolución que se establezca en los contratos, deberá permitir que el consumidor y usuario se asegure de la naturaleza, características, condiciones y utilidad o finalidad del servicio; pueda reclamar con eficacia en caso de error ; pueda hacer efectivas las garantías de calidad del nivel de prestación ofrecidos, y obtener la devolución equitativa del precio de mercado del servicio, total o parcialmente, en caso de incumplimiento o cumplimiento defectuoso.

En caso de que el empresario ponga a disposición de los consumidores y usuarios una línea telefónica a efectos de comunicarse con él en relación con el contrato celebrado, el uso de tal línea no podrá suponer para el consumidor y usuario un coste superior a la tarifa básica, sin perjuicio del derecho de los proveedores de servicios de telecomunicaciones de cobrar por este tipo de llamadas. A tal efecto, se entiende por tarifa básica el coste ordinario de la llamada de que se trate, siempre que no incorpore un importe adicional en beneficio del empresario.

En todo caso, y con pleno respeto a lo dispuesto en los apartados precedentes, los empresarios pondrán a disposición de los consumidores y usuarios información sobre la dirección postal, número de teléfono y número de fax o dirección de correo electrónico en la que el consumidor y usuario, cualquiera que sea su lugar de residencia, pueda interponer sus quejas y reclamaciones o solicitar información sobre los bienes o servicios ofertados o contratados. Los empresarios comunicarán su dirección legal si esta no coincide con su dirección habitual para la correspondencia.

Los empresarios deberán dar respuesta a las reclamaciones recibidas en el plazo más breve posible y en todo caso en el plazo máximo de un mes desde la presentación de la reclamación. En caso de que en dicho plazo ésta no hubiera sido resuelta satisfactoriamente, los empresarios adheridos a un sistema extrajudicial de resolución de conflictos facilitarán al consumidor y usuario el acceso al mismo cuando éste reúna los requisitos previstos en la Recomendación 98/257/CE de la Comisión, de 30 de marzo, relativa a los principios aplicables a los órganos responsables de la solución extrajudicial de los litigios en materia de consumo y en la Recomendación 2001/310/CE de la Comisión, de 4 de abril de 2001, relativa a los principios aplicables a los órganos extrajudiciales de resolución consensual de litigios en materia de consumo o normativa que resulte de aplicación y, como tales, hayan sido notificados a la red comunitaria de órganos nacionales de la solución extrajudicial de litigios en materia de consumo.

Los empresarios a que se refiere el apartado anterior y aquellos que estén adheridos a códigos de conducta, incluidos los elaborados a escala comunitaria, o sean miembros de asociaciones u organismos profesionales que ofrezcan sistemas extrajudiciales de resolución de conflictos que reúnan los requisitos previstos en el apartado anterior, indicarán en las ofertas comerciales que presenten de forma detallada sus servicios, el sistema extrajudicial de resolución de conflictos que ofrecen a los consumidores y usuarios, el modo de obtener información sobre sus características y la forma de acceder a dicho sistema extrajudicial.

Información Previa al contrato
Antes de que el consumidor y usuario quede vinculado por un contrato u oferta correspondiente, el empresario deberá facilitarle de forma clara y comprensible, salvo que resulte manifiesta por el contexto, la información relevante, veraz y suficiente sobre las características principales del contrato, en particular sobre sus condiciones jurídicas y económicas.

Y sobre los siguientes aspectos:

a) Las características principales de los bienes o servicios, en la medida adecuada al soporte utilizado y a los bienes o servicios.

b) La identidad del empresario, incluidos los datos correspondientes a la razón social, el nombre comercial, su dirección completa y su número de teléfono y, en su caso, del empresario por cuya cuenta actúe.

c) El precio total, incluidos todos los impuestos y tasas. Si por la naturaleza de los bienes o servicios el precio no puede calcularse razonablemente de antemano o está sujeto a la elaboración de un presupuesto, la forma en que se determina el precio así como todos los gastos adicionales de transporte, entrega o postales o, si dichos gastos no pueden ser calculados razonablemente de antemano, el hecho de que puede ser necesario abonar dichos gastos adicionales.

En toda información al consumidor y usuario sobre el precio de los bienes o servicios, incluida la publicidad, se informará del precio total, desglosando, en su caso, el importe de los incrementos o descuentos que sean de aplicación, de los gastos que se repercutan al consumidor y usuario y de los gastos adicionales por servicios accesorios, financiación, utilización de distintos medios de pago u otras condiciones de pagos similares.

d) Los procedimientos de pago, entrega y ejecución, la fecha en que el empresario se compromete a entregar los bienes o a ejecutar la prestación del servicio.

e) Además del recordatorio de la existencia de una garantía legal de conformidad para las condiciones de los servicios posventa y las garantías comerciales.

f) La duración del contrato, o, si el contrato es de duración indeterminada o se prolonga de forma automática, las condiciones de resolución. Además, de manera expresa, deberá indicarse la existencia de compromisos de permanencia o vinculación de uso exclusivo de los servicios de un determinado prestador así como las penalizaciones en caso de baja en la prestación del servicio.

g) La lengua o lenguas en las que podrá formalizarse el contrato, cuando no sea aquella en la que se le ha ofrecido la información previa a la contratación.

h) La existencia del derecho de desistimiento que pueda corresponder al consumidor y usuario, el plazo y la forma de ejercitarlo.

i) La funcionalidad de los contenidos digitales, incluidas las medidas técnicas de protección aplicables, como son, entre otras, la protección a través de la gestión de los derechos digitales o la codificación regional.

j) Toda interoperabilidad relevante del contenido digital con los aparatos y programas conocidos por el empresario o que quepa esperar razonablemente que conozca, como son, entre otros, el sistema operativo, la versión necesaria o determinados elementos de los soportes físicos.

k) El procedimiento para atender las reclamaciones de los consumidores y usuarios, así como, en su caso, la información sobre el sistema extrajudicial de resolución de conflictos prevista en el artículo 21.4.

4. La información precontractual debe facilitarse al consumidor y usuario de forma gratuita y al menos en castellano.

Derecho de Desistimiento

Tiene usted derecho a desistir del presente contrato en un plazo de 14 días naturales sin necesidad de justificación.

El plazo de desistimiento expirará a los 14 días naturales del día (1).

Para ejercer el derecho de desistimiento, deberá usted notificarnos (2) su decisión de desistir del contrato a través de una declaración inequívoca (por ejemplo, una carta enviada por correo postal, fax o correo electrónico). Podrá utilizar el modelo de formulario de desistimiento que figura a continuación, aunque su uso no es obligatorio (3).

Para cumplir el plazo de desistimiento, basta con que la comunicación relativa al ejercicio por su parte de este derecho sea enviada antes de que venza el plazo correspondiente.

Consecuencias del desistimiento:

En caso de desistimiento por su parte, le devolveremos todos los pagos recibidos de usted, incluidos los gastos de entrega (con la excepción de los gastos adicionales resultantes de la elección por su parte de una modalidad de entrega diferente a la modalidad menos costosa de entrega ordinaria que ofrezcamos) sin ninguna demora indebida y, en todo caso, a más tardar 14 días naturales a partir de la fecha en la que se nos informe de su decisión de desistir del presente contrato. Procederemos a efectuar dicho reembolso utilizando el mismo medio de pago empleado por usted para la transacción inicial, a no ser que haya usted dispuesto expresamente lo contrario; en todo caso, no incurrirá en ningún gasto como consecuencia del reembolso (4).

En caso de un contrato para la prestación de servicios si usted ha solicitado que la prestación de servicios dé comienzo durante el período de desistimiento, nos abonará un importe proporcional a la parte ya prestada del servicio en el momento en que nos haya comunicado su desistimiento, en relación con el objeto total del contrato”.
Modelo del formulario de desistimiento

(sólo debe cumplimentar y enviar el presente formulario si desea desistir del contrato)

– A la atención de :_______________________________________________
(aquí se deberá insertar el nombre del empresario, su dirección completa y, si dispone de ellos, su número de fax y su dirección de correo electrónico):

– Por la presente le comunico que desisto de nuestro contrato de prestación del siguiente servicio de mediación de reclamación de Accidente de Trafico de fecha: ___________________________________________________________.

– Nombre del cliente o usuario:________________________________________

– Domicilio del cliente o usuario:______________________________________

– Firma del cliente o usuario (solo si el presente formulario se presenta en papel)

– Fecha____________________
Conflicto de Intereses

Las empresas de Mediación de accidentes de trafico surgen con el objetivo de reclamar las indemnizaciones que les pudieran corresponder a las victimas de accidentes de tráfico en el territorio Nacional español.

Hay unos factores de confusión en nuestra actividad que se debe a los siguientes factores.

En España estas reclamaciones las hacían exclusivamente Abogados.

En España no hay costumbre de reclamar como si ocurre en países anglosajones o germánicos donde existe costumbre de quejarse y reclamar, El español culturalmente es conformista y evita si puede reclamar y acudir a la justicia.

En España el conflicto de intereses nunca ha sido entendido por la población en general.

Conflicto de intereses es que un profesional no puede defender los intereses de un cliente si el profesional tiene un interés personal en esa materia o con alguna de las partes implicadas.

Casos que se entienden claramente:

Un cliente encarga a un abogado que demande a una señora.
(La señora a demandar es la madre del abogado): el conflicto de intereses se entiende claramente ya que el abogado no es imparcial ya que por un lado debe defender los intereses de su cliente, pero por el otro lado evitará causar un daño a su madre, por lo tanto existe un conflicto de intereses por lo que el abogado debe decirle a su cliente que no puede hacerse caso de dicho caso y abstenerse por claro conflicto de intereses.

Un Cliente encarga una venta de un piso a una inmobiliaria, el agente inmobiliario no quiere que se venda el inmueble porque su novia vive en el piso colindante con dicho inmueble y quiere comprarlo a un precio inferior al de mercado. El agente inmobiliario debe abstenerse de encargarse de la venta de dicho piso

Casos en que el conflicto existe pero no se percibe tan claramente:

Vamos al banco para que el director del banco nos asesore sobre los productos de inversión más interesante para nuestros ahorros.

Por un lado tenemos que entender que el director de un banco es un empleado del banco que tiene que cumplir unos objetivos y su principal función es que su banco gane dinero con nosotros, el está presionado para que nos venda los productos financieros mas ventajosos para el banco no para nosotros, así que cuando le pedimos consejo, el está en claro conflicto de intereses ya que tiene como intereses el beneficio del banco y no el de el cliente, no es que el sea mala persona y intente engañar a los clientes, es que desde el principio un cliente no debe pedir asesoramiento a un persona que esta en conflicto de intereses y no puede dar un consejo velando solo por los intereses del que recibe el consejo.

El director de banco debe decirle al cliente que su imparcialidad esta condicionado ya que existe un conflicto de intereses y que si quiere un correcto asesoramiento debe dirigirse a un asesor bursátil independiente.

Estos asesores independientes existen en países anglosajones y sus reglamentos les prohíben llegar a cualquier acuerdo con bancos o entidades financieras para el envío de clientes o recomendaciones o comisiones que puedan crear el mínimo conflicto de intereses que perjudique su imparcialidad.

Conflicto de intereses y las Reclamaciones de accidentes de tráfico:

En España son frecuentes los siguientes comentarios

“tuve un accidente y me vieron los médicos de mi compañía de seguros ellos dicen que no tengo nada pero a mi me duele mucho el cuello.
Por otro lado me tienen que arreglar el coche la compañía culpable y la mía me lo esta tramitando pero no me llaman ni me arreglan nada. Parece mentira que llevo 20 años pagando un seguro y ahora que me tienen que arreglar esto no me lo arreglan”

En primer lugar una persona paga una póliza de seguros para que si ella causa un accidente del cual el es responsable y le reclaman una indemnización su compañía se hace cargo de pagar esa indemnización.

Las compañías no están para tramitar reclamaciones a otras compañías ya que están en claro conflicto de intereses, como compañía de seguros su objetivo es vender las máximas pólizas posibles y pagar lo mínimo en indemnizaciones para tener beneficios para sus accionistas.

Su objetivo no es tramitar reclamaciones contra otras compañías ni lograr el mejor acuerdo para el asegurado.

Sin embargo cuando uno acude a su compañía por consejo sobre un accidente se le debe informar de lo siguiente:

Usted tiene que reclamar al culpable del accidente o a su compañía de Seguros.

Nosotros como compañía de seguros no estamos éticamente capacitados para ocuparnos de su reclamación.
Usted debe buscarse unos abogados o empresa de Mediación de Accidentes para que le lleve su reclamación donde le vean médicos peritos y abogados a favor suyo y no vinculados a ninguna compañía de seguros.

Usted tiene derecho a elegir los médicos que deban darle su tratamiento medico y no los que le indique su compañía de seguros.

Y si usted tiene concertada una póliza de defensa jurídica usted tiene derecho a elegir el abogado o empresa que usted prefiere y pasar esos gastos a la compañía de seguros de acuerdo con el contrato de dicha póliza y la compañía de seguros no puede decirle que ellos se ocupan de todo y encomendarle su reclamación al abogado de la compañía de seguros que nos esta éticamente capacitado para defenderle sus intereses.

Que es lo que va a reclamar, usted no lo sabe, esto debe decírselo un médico valorador de secuelas que valore en su beneficio y no en el de la compañía de seguros

Por otro lado Las compañías de seguros se han acostumbrado a tramitar ellos mismos las reclamaciones siendo ellos mismo juez y parte al contar con peritos, médicos e incluso letrados que trabajan para la Aseguradora y al mismo tiempo asumían la valoración y reclamación contra la aseguradora responsable o contra ellos mismos en claro conflicto de intereses.

Que Hacemos las empresas de Mediación de Accidentes de Tráfico

Nosotros entendemos que una persona lesionada es un acreedor de una indemnización, que debe pagarle un deudor (Aseguradora) y que como empresa de Mediación nos situamos como empresa independiente de toda Compañía Aseguradora, para valorar, peritar y reclamar extrajudicialmente o judicialmente las indemnizaciones, siempre velando por el interés de nuestros clientes con el objetivo de que se valore lo mas ampliamente la indemnización de nuestros clientes y cobre lo máximo posible y lo antes posible.

Relaciones con los Clientes

Nuestra Obligación como profesionales es valorar y reclamar la indemnización a las victimas de accidentes de trafico que nos contraten velando siempre por el interés del cliente, ya que estamos convencidos de que nosotros podemos beneficiar a nuestro cliente con nuestro trabajo.

No debemos aceptar las reclamaciones que:
1. Cuando tengamos indicios o sospechas de que nuestro cliente exagera sus lesiones o aporta alguna información falsa con la intención de defraudarnos a nosotros y a la aseguradora.

2. Cuando consideramos que no vamos a conseguirle ninguna indemnización al cliente.

3. Cuando el cliente tenga ya una oferta de la compañía de seguros y estudiándola nos parece que esta bien valorada la lesión y consideramos que llevándola nosotros no vamos a conseguir un aumento significativo de dicha oferta de indemnización.

4. Cuando exista un conflicto de intereses entre el posible cliente y otro cliente. Si en la reclamación de un cliente tenemos que denunciar a una persona y esta persona que tenemos que denunciar quiere que llevemos su reclamación contra un tercero, no podemos éticamente llevar ambos casos y debemos rechazar uno de ellos.

Por ejemplo un vehículo implicado en una colisión múltiple en el que están lesionados el conductor de un vehículo y tres ocupantes.
Los ocupantes deben reclamar al seguro del vehículo responsable, el cual les pego por detrás y también al vehículo en el que van los lesionados, luego también debemos denunciar al conductor, por si este fuera responsable del accidente.

Si nosotros llevamos las reclamaciones de los tres ocupantes del vehículo y como consecuencia de esto tenemos que reclamar al conductor, no podemos moralmente llevar también la reclamación del conductor contra un tercero.
Confidencialidad de la información que obtenemos de nuestros clientes.

Nuestra empresa maneja datos de situación familiar, laboral y de la salud.

Nuestras bases de datos están registradas con la Agencia de Protección de Datos y debido al cumplimiento de la normativa que nos obliga a:

Proteger dicha información para que no pase a terceras personas sin la autorización expresa de los clientes.

Los clientes tienen derecho a saber que mantenemos esa información que nos han dado para la tramitación de su reclamación y que tienen derecho a saber que información tenemos y derecho a rectificarla o borrarla

Datos de clientes, y sus informes médicos son extremadamente cuidados y guardados bajo llave en la oficina.

Por otro lado no damos información de nuestros clientes a cualquier persona que nos llame por teléfono salvo que reconozcamos la voz del cliente y estemos seguros de que es la persona que dice ser.
Prestar dinero a nuestros clientes

No podemos entrar en otro tipo de relaciones con nuestros clientes por ejemplo:
No prestamos dinero a nuestros clientes, por muy necesitados que estén, ya que eso nos pone en un conflicto de intereses ya que surge el interés de la empresa en recuperar ese dinero y por otro lado limita la libertad del cliente de desistir de nuestro servicios ya que nos debe dinero por este motivo y para mantener la relación estrictamente profesional e imparcial no debemos nuca prestar dinero a nuestros clientes.

CONTROL DEL CUMPLIMIENTO DEL CÓDIGO
El cumplimiento del presente Código de Conducta o de los restantes códigos sectoriales aplicables podrá verificarse a través de los medios previstos en el Reglamento de la asociación

Asimismo, los órganos directivos de la asociación podrán establecer anualmente un plan específico de revisión del cumplimiento del presente Código o de los Códigos sectoriales aplicables en relación con grupos o categorías de anuncios que puedan ser agrupados conforme a criterios específicos y homogéneos